23 de mayo de 2008

Entrada N° 1: Kiwi melóooon

La puta madre, como se puede arrancar un nuevo proyecto y no empezar con alguien que te banca como me banca éste loco, loco lindo...

El Pancho, Don Francisco. Ese loco que "conocí" [entre comillas, porque en ese tiempo conocer, era hablar por internet] allá por el año 2002 si no me equivoco. Me lo presentó alguien que en algún tiempo fue amiga de los dos, y que, por esas casualidades [buenas tal vez] desapareció.

Lo bueno es que cuando los intermediarios desaparecen y los que recién se conocen siguen tratándose es porque se siembra una amistad verdadera. Y con éste loco yo sé que tengo una amistad de verdad.

Si bien arrancamos medio mal, porque no entendía mi ironía ni mis jodas, de a poco fue cazándolas y yo también.
Así fue que en el 2005 tuvimos un diálogo que fue más o menos así:

Fran- Che, tengo ganas de irme para el norte de vacaciones
Negro- Venite boludo, mi casa está abierta para vos Fran- Bue, ya voy a ver si puedo.

Y una noche entré al msn y me dice "Sabés qué? llego el jueves a Salta" [ésto era un sábado] Asi que a las corridas, preparando todo para recibir al amigo Fran, se quedó una semana acá, y si bien no fue una joda tras otra, la pasamos de 10. ¿no?



Después me dijo que me tocaba ir a mi a Capital Federal, a visitarlo. Pasaron los años, y por temas económicos, de estudio o simplemente porque no se daba la oportunidad, se postergaba...
Pasaron muchas cosas en el medio, problemas acá, problemas allá y siempre la oreja amiga ahí, presente.

Un día el amigo se me enfermó de renguitis aguda y fulminante, al principio casi casi se cura antes de enfermarse; pero el Monstruo CRECIOOOOO y él estuvo ahí. Así fue que cuando sonaba fuerte lo de La Renga en Capital Federal dijimos "Se, como no!! ahí estaremos juntos"
En el medio se me rompió la rodilla y parecía que todo se desmoronaba, pero con tripa y corazón, llegamos, y me dió la mano, le agarré el codo, y me quedé unos días en su dpto, atacando su heladera, y andando sin remera :D.

Así fue pasando el tiempo, y afianzamos una excelente amistad, entre doctores, y siempre que uno necesita, el otro está. El día que el otro no esté, se pudre todo y nos cagamos a trompadas.
Viste boludo. Iba a escribir, y el primero es para vos. Otro día veremos que sale.

Kiwi melón.

1 comentario:

Fran dijo...

=')

Sólo GRACIAS!

Cumpleaños de mi gente querida. Si falta el tuyo, avisame.