30 de octubre de 2008

Entrada Nº 96 "Feliz cumpleaños D10S"

El Diego
Hace ya 48 años nació, familia pobre o rica, mucho no me interesa, nació en una villa o nació en un country, tampoco me modifica.
Aprendí a vivir AMANDO A MARADONA, tenía 3 o 4 años, y todo el mundo hablaba de él.
Al decir “todo el mundo” no exagero, tenía 3 o 4 años y TODO el planeta se rendía a sus pies en México 86, gambetas, piques, esa cintura mágica, esa zurda prodigiosa y ese puño que allá arriba alcanzó a La mano de Dios.
Venganza, alivio, alegría, a todos en mayor o menor medida les sacó algo de dolor del pecho, esa corrida interminable que arrancó detrás de media cancha, arriba del sol azteca, por el lateral derecho del ataque argentino, gambeteando a dos, a tres, ¡a seis!, viendo como el arquero quedaba despojado en el piso cuál sueño de todo argentino de ver al ingles vencido y tocar suave al fondo de la red, para salir corriendo al corner y saltar, con el puño apretado y el grito al cielo, para todos los que deberían estar y no pudieron.
Luego llegaron unos cuántos ángeles, y en un centro de rebote alzaron al Dié para que, con su 1,60 salte más que un arquero de 1,85 y llegue antes a la pelota, todos lo gritaron, todos lo festejaron, era un lindo gol…
Cuando vieron la repetición, y se percataron que el gol no fue de cabeza, lo gritaron más, lo disfrutaron más.
Después, tu imagen endiosada para algunos, se transformó en una piedra en el zapato para otros y arrancó una lucha sin fin, entre vos y el poder.
Te quisieron bajar y alguna vez lo lograron, (si, con ayuda tuya) pero te paraste, y volviste, fuiste el mejor en Italia, pero esa mano negra nos dejó con tus lágrimas y no con un beso a la copa como 4 años atrás, otra recaída, otra vez el poder festejaba y nosotros, tus fieles, lo sufríamos, pero volviste, y en USA 94 te ví como nunca, te preparaste con alma y vida, y nunca olvidaré ese gol a Grecia, y ese grito a la cámara, porque yo me levanté de la silla y me acerqué a gritarlo con vos, al lado del televisor lo gritaba e, imaginariamente, me abrazaba a vos.
Cuando el anticristo femenino, esa gorda rubia entró a buscarte a la cancha y a sacarte del brazo como si tuvieras pedido de captura y un policía te haya encontrado en la calle, como a un delincuente te sacó de la cancha, vos sonreías, todos eramos felices, hasta que te cortaron las piernas maestro, y en ese corte sentimos el corte a nuestra ilusión también, otra vez el sueño truncado, otra vez el poder ganaba a los débiles que sólo luchábamos con el corazón y las ganas de verte campeón.

Hoy sos mi GRAN DT, nadie mejor que vos para transmitirles a los pendejos que sueñan con fortunas y contratos publicitarios que hay una camiseta en el mundo que pesa 10 toneladas, y que ponérsela te hace sentir parte de lo más grande, la camiseta de la selección tiene que erizarles la piel, como lo hacía con vos, y al que no la sienta que siga jugando en su club.

Gracias DIEGO por haberte levantado ante cada caída, gracias MAESTRO por dibujar tantas alegrías dentro de la cancha, y por ser quien sos afuera.

Feliz cumpleaños D10S.

2 comentarios:

fran dijo...

No voy a decir nada, dada mi opinión al respecto.

Ah sí, feliz cumpleaños.

rro... [73] dijo...

Alguna vez me dijiste "este tema mañana aparece en mi flog"
Es una lástima que hayas cambiado de idea despues de que te dije de quien era, realmente la letra es buena, me hizo apreciarlo aunque sea un poquito.

Cumpleaños de mi gente querida. Si falta el tuyo, avisame.