2 de mayo de 2010

Entrada Nº 384 "Una imagen, una historia II"

La imagen está sacada de un arte de La Renga, foto sacada por mi.
Representa a quien yo elegiría (entre otros) para estar como enanos de jardín, perpetuados por siempre juntos.

Esos dos amigos, que de la vida saben todo.
Esos dos amigos, que con simples cambios de miradas dicen más que mil discursos presidenciales.

Yo siempre me sentí uno de esos dos. Hace tiempo, cosa de 14 años encontré al otro viejo de la foto.

Tengo un amigo, que así me entiende, sin necesidad de expresar palabras o brindar gestos.

No, no lo veo seguido, pero es algo que ayuda tal vez a mantener esta grandiosa relación.

Mi amigo se llama Carlos, un tipo Cortez de apellido y cortés de acciones.
A Dios gracias (creyendo o no en él) por esta bella amistad que hace tantos otoños conozco.
Gracias por haberme dejado crecer viéndote crecer a vos, y gracias por haberme ayudado a salir cuando las puertas se cerraban.

Mi amigo, es mi hermano, el título lindo dice "Amigo" la realidad me marca que el cariño no te da vínculos de sangre, pero la vida te linkea a otra persona, y con el tiempo la sangre deja de importar, porque es algo totalmente secundario y te deja considerar como familia a ese que tan distinto a vos es, pero tan igual a vos te parece.


[Escrito mio]

2 comentarios:

Anónimo dijo...

un hermano, un amigo... tan simple como eso!

Let it be...

animalsanto dijo...

GRACIAS POR LAS PALABRAS HERMANO. POR SOBRE TODAS EN LAS BUENAS Y EN LAS MALAS ESTARE. GRACIAS DANI.

Cumpleaños de mi gente querida. Si falta el tuyo, avisame.